¡Mi hijo no quiere comer!
catálogo            info@divertipeutico.com            (55)5481-5153







¡Mi hijo no quiere comer!
January 23/2018

Te ha pasado esto o conoces a algún niño que sea rechace comer cierto tipo de alimentos…

Hay niños que muestran problemas con la alimentación, pues suelen ser muy selectivos; generalmente son niños con dificultades sensoriales a nivel auditivo, olfativo y gustativo. 

Existen trastornos del desarrollo que presentan dificultades para comer, como Autismo, Trastorno por Déficit de Atención, Síndrome de Down, Trastorno Sensorial, entre otros; sin embargo, no siempre tiene que estar asociado a una condición diferente, puede ser que tu hijo simplemente no quiera comer y solo acepte ciertos alimentos.

Estas dificultades pueden presentar estas características:
  • Tienen problemas para tolerar alimentos sólidos: pueden ser niños que, después de introducirles las papillas, empezaron a ofrecerles papilla con grumos y al sentir algo sólido en el alimento, realizaron el reflejo de arcada o gag e inclusive pudieron haber vomitado; ante esta situación la madre pudo haber reaccionado de cierta forma, que ya no le ofreció más alimentos con grumos y lo acostumbro a comer papillas; por lo que el niño no ha tenido la experiencia de sentir en la boca grumos más grandes. 
  • También pueden ser niños que se cansen de masticar; por lo que tiene preferencia por comida más blanda, como pescado, y rechazan pollo y carne por ser más fibroso.

  • Pueden ser niños muy selectivos: pueden preferir o rechazar alimentos de cierto color, forma, sabor, olor e inclusive de la marca del producto. Si el niño tuvo una mala experiencia con cierto tipo de alimento, puede ser que cualquier alimento que se parezca a él lo rechace por el recuerdo de esta experiencia desagradable.
  • Suelen ser niños hipersensibles; muestran una reacción exagerada ante estímulos olfativos, gustativos y táctiles; también a la temperatura. Pueden rechazar el alimento por que tiene un sabor o color muy fuerte, o porque su consistencia es muy seca o muy aguada o inclusive chiclosa.
  • También pueden ser niños con problemas de alergia importantes o inclusive con reflujo.
¿Qué puedo hacer?
  • Es importante, en primer lugar, platicar con el pediatra sobre la conducta del niño durante la alimentación; y si lo considera necesario, realizara pruebas de alergia y/o canalizar a una evaluación con un especialista en el área; pueden ser Terapeutas ocupacionales o de lenguaje con especialidad en niños, en integración sensorial y en problemas de alimentación.
  • Realizar una lista con los alimentos que el niño rechaza e intenta sustituirlos con otros que tengan el mismo aporte nutricional.

  • No forzarlo a comer alimentos que el rechace.

  • Se debe tener mucha paciencia.

  • Si el problema es ingerir alimentos sólidos, intentar ir aumentando de forma gradual la textura, primero en forma de puré, luego mezclar con algún trozo poco triturado y así hasta conseguir que coma el alimento sólido

  • Los padres son el principal modelo para los niños; si ellos se sientan juntos a la mesa a comer y observan como los adultos comen de todo y lo disfrutan, es un buen ejemplo para que los niños puedan animarse a probar otros alimentos.
  • El tiempo de comer debe ser un tiempo agradable; evitar discusiones, peleas o regaños durante este momento. 

Aquí presentamos algunos materiales que pueden ayudarte a estimular sensorialmente la boca del niño.

Cuando presenta hipersensibilidad a las texturas, se puede estimular desde la aceptación de texturas en las manos. Invitarlo a jugar con diversas texturas y/o pásale diferentes texturas por sus brazos y manos.
   

También existen las mordederas y los cepillos con vibración, que ayudaran a reducir la hipersensibilidad dentro de la boca; se le puede permitir que las explore con su boca y juege con ellas. 




 Por Adriana Valverde
Terapeuta de Divertipéutico



   



Quienes Somos


Somos un grupo de emprendedores, terapeutas ocupacionales, de neurodesarrollo y de aprendizaje que también somos papás y mamás.

Ofrecemos productos de gran calidad que se vuelven herramientas para mejorar el día a día. Juguetes divertidos y productos terapéuticos amigables para que los niños aprendan a regularse y así puedan estar más tranquilos y tener un mejor aprendizaje.

¿Para quién?  

Para todos los niños, y más aún para niños que presentan ansiedad, TDA, TDAH, autismo,sensibilidad auditiva, mordidas, aprendizaje en el salón de clases, intervención oportuna, tareas y exámenes, retrasos motores, melindrosos con la comida, control de esfínteres, autoestima, trastornos sensoriales, conciliar el sueño, administración del tiempo cambios y transiciones, herramientas para los viajes, ayuda a pre-adolescentes y adolescentes, integración visual motora, soluciones para la escritura, para la ansiedad, para los niños inquietos, para los que presentan mal comportamiento, para los hiperactivos y mucho más.    
  Más información



Quienes somos
Para papás
Para escuelas
Para terapeutas
Preguntas frecuentes
Enlaces de interés
Políticas de envío
Cambios y devoluciones
Términos
   

Contacto



Periférico Sur 3642
Piso 6 Unidad 02
Col. Jardines del Pedregal
CP 01900, México

Tel: (55) 5481-5153